.

.

02 octubre 2012





Me conformo con sentir la luz,
la magia que llega a esta oscura caverna,
mortal y fría.
 
Solitaria divago
hasta el abismo del mundo
donde se guardan los sueños
y nacen los deseos.
 
Imagino la vida
sin pesar ni angustia,
sin odio ni dolor,
sin condena ni censura.
 
 
 

1 comentario:

  1. Y es la mejor actitud que podemos adoptar. La felicidad, dicen que está en las cosas pequeñas. No sé si será cierto para todo el mundo... pero para mí sí. El deseo nace efectivamente de los sueños, pero los deseo leves son los más plancenteros. La luz, un día nuevo, tiempo para caminar, para respirar, para hacer cosas. Sin pesar, ni angustia, ni dolor, ni odio, sin condena ni censura. Siendo tú misma, libre y respetándote a ti misma, a tus sueños y a tu modo de ser qu es lo que te hace sentir eso que algunos llaman plenitud.

    Me ha gustado Lara. A mí me ha dicho muchas cosas con muy pocas palabras. Enhorabuena.

    ResponderEliminar