.

.

22 febrero 2012



Parecía imposible olvidarte,
se desvaneció tu imagen
y se alejó el eco de tu voz.
El dolor lo abarcaba todo,
llegó la inconsciencia
y sin voluntad ni fuerza,
tu recuerdo
en un pozo se hundió.

5 comentarios:

  1. Si los recuerdos son malos mejor que desaparezcan, aunque yo preferiría, en ciertos casos, que no lo hicieran, más que nada para tener muy presente qué no hay que hacer de nuevo.

    Besos

    P.D. Perdona si no te comento algo, mi lista de lectura va y viene y ya no sé qué hacer (Manía que me tiene Google, jaja).

    ResponderEliminar
  2. Cuando toca el olvido amanece la esperanza de nuevo... ¡Felicidades!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Se me olvidaba... ¡¡Pedazo de imagen!!

    ResponderEliminar
  4. Todo tiene su proceso, recordar u olvidar no siempre es algo voluntario ni automático, depende mucho del estado de ánimo, la predisposición, la valoración y el dolor.

    Instintivamente dicen que nuestra mente selecciona lo positivo y olvida lo negativo.

    Gracias por vuestra visita, se por experiencia que no disponemos del tiempo necesario para comentar y que la tecnología no siempre está de nuestra parte.

    Todas las imágenes son internet,
    copiadas no sé de quién ni de dónde,de aquí o allá, no os puede extrañar ver alguna incluso de vuestro blog,se que tengo la mala costumbre de no poner el autor, esta es de...

    http://www.kiyomurakami.com/


    ♥❥ ƸӜƷ •°*”˜BESOS˜”*°•.ƸӜƷ ♥❥

    ResponderEliminar
  5. Bueno, intensas letras, se dice, que entre el poder olvidar y el querer olvidar hay una barrera, no creo (particularmente), que el muro sea tan dificil,.pues cuando se nos pone por delante la negatividad, el muro aparece solo, como por arte de magia, y se olvida al instante.
    Cuando olvidamos conscientemente, es porque ya estamos hartas de la situación, y queremos la liberación del alma. Mis felicitaciones Lara, por tan intensas letras, un abrazo.

    ResponderEliminar