.

.

04 octubre 2012

 
 
Cuando no hay camino
hay destino.

3 comentarios:

  1. Precisamente porque se puede elegir. Breve e intenso amiga, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Mirándolo así... Solo lo entiendo como cuando se llega al destino se acaba el camino. Deja de existir y solo queda el goce de la llegada a lo deseado.

    Sin embargo pienso que el destino es la meta y el camino es el modo de llegar. Son dos entes enlazados. La lucha de la vida solo termina cuando el destino final se hace presente. Aunque eso sí, hay periodos de paz que cura las heridas.

    Una cita para pensar. Un pensamiento que abre el diálogo más allá de una tarde destinada a las palabras.

    Un besito Lara.

    ResponderEliminar
  3. Buena frase... no sé si el camino lo diseña el destino o viceversa, el caso es que siempre termina encontrándonos, o nosotros encontrándolo a él.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar