.

.

26 marzo 2013

Cobarde


 
 
Cobarde,
eres un cobarde
que no se atreve
a dar la cara.
 
Ya no me importa
si me odias o me amas.
Has sido una decepción
de la que pienso
pasar página.
 
Confié en ti,
vendí mi alma,
compartí mis esperanzas
y con esta traición me pagas.
 
No das explicaciones,
  sin pronunciar una palabra
asumes tu culpa
 y das la espalda.
 


Eres un miserable,
un cobarde
que en la noche
se escapa.
 

¡COBARDE!

3 comentarios:



  1. Quienes nada tienen para dar, todas las explicaciones les sobran...
    No hay peor desprecio que no hacer aprecio, dice el refrán. Personas así solo merecen nuestra indiferencia. Personalmente contemplo peores personas a quienes juegan con los sentimientos que a los que puedan ejercer cualquier otro tipo de violencia.
    Adelante amiga, la vida siempre es adelante…
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambos casos son despreciables, es difícil estar a salvo de esos peligros, necesitamos mucha educación sentimental y emocional, saber poner límites y terminar a tiempo con elementos que pueden hacernos mucho daño.

      Aunque es una realidad no la vivo en primera persona es una ficción....pero gracias por tus palabras amiga.

      Un abrazo y espero que hayas disfrutado de esta Semana Santa.

      Eliminar
    2. Toda violencia es despreciable, eso es cierto, pero de la mayoría puedes defenderte, sin embargo nadie puede defenderse o prevenir una mentira, que es de lo que se trata cuando alguien traiciona tu confianza o sentimientos.
      Ya sé que todo lo que escribes es ficción... ¿es lo que hacemos todas no? :) Aunque pienso que el consejo sigue siendo válido para cualquiera que se sienta identificado o no con el tema, al fin y al cabo todos hacemos camino hacia adelante. ;)
      Mi Semana Santa ha sido estar refugiada de esta incesante lluvia, poco me ha permitido disfrutar, pero bueno, no puedo quejarme, he estado en casita con la familia. Un besito.

      Eliminar