.

.

21 septiembre 2011



Puntual como un reloj
siempre fiel a su cita,
Eva cae  en la tentación
sin nada que lo impida.

1 comentario:

  1. Exacto, y ahí...empezaron los líos, jaja, ayss, perfectas estrofas Lara, estructuradas y en solo 4 versos encierras todo el mundo . Genial amiga, a veces solo hacen falta dos palabras para definir la verdadera esencia de la intención. Un beso poeta.

    ResponderEliminar