.

.

30 septiembre 2011


No sé si será dulce
o amarga mi venganza
si terminará en tragedia
o en un cuento de hadas,
pero te juro por mi vida
que te cobraré
todas, todas mis lágrimas.


13 comentarios:

  1. Bueno bueno, no es que me suene a venganza éstas letras, me suena.... a mujer despechada, me sabe....a corazón dolido por esa tórrida atmósfera del desencanto, a desilusión.... tal vez algo de venganza interior también, me huele a muchas cosas en concreto, de todas formas, el sabor de la venganza suele ser dulce en algunos casos o termina en tragedia en otros, sea de una forma u otra, siempre queda un amargo sabor de boca niña, jeje, cuidain con éstas cosas, pues llevarlas a cabo con el corazón en caliente resulta amargo, mejor pensar en frío, que el tiempo responde lo correcto, un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  2. Pues si, dicen que la venganza es plato de servir frío.

    No sé, vivir para cumplir una venganza, para servirla fría, es un tanto triste.

    Al final ocurre que muchos de los resultados buenos de las cosas parten de situaciones malas, y es paradójico, porque entonces si damos gracias por lo bueno, tenemos que sentirnos agradecidos por que nos pasase antes lo malo.

    En fin, yo estoy intentando aprender a perdonar antes que a odiar, y esto lo dice uno que siempre tuvo el instinto de volverse y morder, que conste.

    En las guerras realmente nadie gana, y en las de desgaste, menos.

    ResponderEliminar
  3. Nunca la venganza compensa tanto amor... Dalo por limosna a los pobres que nunca supieron que es o como duele...
    Un besazo preciosa.

    ResponderEliminar
  4. No me vaís a negar que cualquiera que se siente, traicionada y dolída en un momento dado no tiene necesidad de aplacar su rabia de esta manera, claro está que una cosa es decirlo y otra hacerlo, casi siempre ejecutar una venganza aunque sea en frío es complicado.

    Personalmente me puede más la razón y prefiero pasar página, olvidar y perdonar si es necesario, no se obtiene nada bueno de aquello que se hace por despecho y maldad.

    。 ˚ • ★BESOS ˚ . 。 ★.˛° BESOS ° 。 ˚ • ★

    ResponderEliminar
  5. Cierto Lara, ante una traición, entran las ganas de la venganza amiga, entra la rabia, la impotencia, la ira, y muchas más cosas cielo, y da igual si se lleva a cabo en frío o e caliente porque la cabeza en ese momento no razona, pero lo que más le duele a la persona es la indiferencia, el pasar página, y sobre todo, el no volver atrás aunque te supliquen, porque el que hace las cosas una vez...la hace dos.. y tres... la persona no cambia, cada uno es como es, y el que nace de por sí torcido, morirá torcido, con lo cual, a personas así, o la aceptas o la dejas, un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  6. Hace tiempo que llegué a una conclusión: que debía vivir sin esperar nada de nadie ni de nada.

    Esto, que parece una determinación amarga, tiene coletilla:

    No espero nada de nadie ni de nada, porque así no hay nada ni nadie que pueda defraudarte.

    Muchas veces nuestra decepción viene de la mano de pedir a algo o alguien, cosas que no puede dar, simplemente porque no las tienen.

    Se nos enseña a buscar nuestra media naranja, ese ser que nos complementerá y nos dará las cosas de las que carecemos y añoramos, y muchas veces, sin darnos cuenta, lastramos al otro con una carga y una misión que no es suya.

    En fin..........la vida y la forma de vivirla. Cuánta herencia equivocada.

    ResponderEliminar
  7. PARA TIM.

    Hola Tim, haciendo un poco de referencia a la última frase que has dejado de que la vida es una herencia equivocada, uhmnnn, yo te diría que una herencia si es, pero equivocada ....lo es porque queremos, porque cada generacion no ha de seguir los pasos de nuestros progenitores, verás, nacemos, nos enseñan todo, pero tu sabes, la cantidad de veces que se ha escuchado decir a alguien, que no quería repetir las acciones de sus padres, y al final se encuentra haciendo lo mismo?, puf,, muchas veces, es decir, nos dan una educación, unos cánones de disciplina, unos argumentos para vivir, pero los descendientes, no tenemos porqué hacer lo que antes otros ya hicieron, lo que ocurre es que no aprendemos, y terminamos por caer en lo mismo.
    La vida..... bonita herencia; pero equivocada.....porque queremos.
    Lo que sí es cierto, es que no hay que esperar nunca nada de nadie, y sigo esa coletilla agregando que nadie te da nada por nada.
    En fín, perdón por la entromisión. Saludos desde el sur.

    ResponderEliminar
  8. ¿Intromisión?: no hay tal, y yo también puedo saludarte desde el sur, Conchi.

    Yo no digo que la vida sea una herencia equivocada, que hay mucha gente que la vive de manera equivocada por la herencia cultural recibida, sí.

    Si te das cuenta de que hay algo que se puede, se debe, o quieres cambiar, pues enhorabuena, piensas, sientes, no te dejas llevar, al menos del todo, pero, tristemente, ¡cuánta gente hay que no se plantea nada!.

    Y (te he salido respondón, lo siento). No es verdad que no haya nadie que no dé nada por nada. Es cierto que hay pocos, puede que nunca nos crucemos con ninguno, o que no los reconozcamos entre la muchedumbre, pero sí que hay. El mundo, gracias a lo que sea, no está pedido del todo.

    Si eres capaz de vivir sin necesitar nada, generalmente eres capaz de dar sin pedir nada a cambio.

    Sí, ya lo sé, vivir sin necesitar nada es muy difícil.

    ResponderEliminar
  9. jajajajaja. lapsus cálami.

    Aunque sí que seguramente el mundo está "pedido", pues es de agradecer que no esté del todo "perdido". Al menos es una esperanza que guardo, que igual me equivoco, pero me enseñaron a ser optimista.

    Jajajaja, qué lapsus tan gracioso, jajajaja.

    ResponderEliminar
  10. Hola...y eso que el poema es breve...jajaja, pero cuanto ha dado de si, me gustan todas estas reflexiones...aunque al final nada tengan que ver con la venganza.

    Conchi estoy de acuerdo contigo también pienso, que si aceptamos esa herencia es porque queremos porque nos falta determinación para cambiar algo que no nos gusta y preferimos vivir en esa comodidad que conocemos que luchar por lo que deseamos.

    Creo que es mejor vivir sin esperar nada de nadie pero si coincido con Tim que existen personas generosas y desinteresadas, bueno gente desinteresada y generosa con todo el mundo es verdad que son minoría, pero gente que continuamente tiene actos de generosidad con un círculo más cercano, sí que existen.

    Mantengo también la esperanza en la humanidad, pero mantengo la teoría que igual que existe la bondad, existe la maldad.

    ResponderEliminar
  11. Hay que ver lo que está dando de sí ésta reflexión que dejaste jajajja, ayss, seguro que si nos estuvieramos viendo las caras, estaríamos todo el día debatiendo, me gusta.
    La maldad ha existido siempre Lara, desde el principio, desde que el mundo es mundo, y bueno, estoy de acuerdo con vosotros sobre lo del círculo cerrado y la minoría que es capaz de hacer un buen uso de la solidaridad humana, pero a gran escala, la gente es materialista, egoista, y solo se preocupan de satisfacer su ego, espero igualmente en que la humanidad cambie, por supuesto a mejor
    Precisamente un libro de Osho, titulado "Aprender a amar", trata sobre éste tema, y en él, recalca con determinación y enseñanza a la juventud que nos viene siguiendo, que se dejen de hacer las mismas acciones de sus progenitores, para que no se repitan siempre las mismas historias.
    Pero.....somos humanos e imperfectos, ¿o no?.
    Un beso a ambos.

    ResponderEliminar
  12. Y gracias, porque.....ser perfecto es aburridísimo. Precisamente lo que hace de cada uno que seamos únicos son las "imperfecciones", lo que no se ajusta al canon.

    Casi todo el mundo, tratado de uno en uno, pues tiene un fondo bueno, ahora, en piara ya es otra cosa.

    Sí, observación ingénua, pero yo prefiero verlo así. Hay una gran diferencia en predisponerse ante el que viene como un enemigo a como un amigo.

    ResponderEliminar
  13. PARA CONCHI:

    ¿Por qué no puedo dejar comentarios en tu blog?. ¿hay que hacer algo en particular?.

    ResponderEliminar