.

.

01 septiembre 2011





Buscaré la manera de tenerte conmigo,
apartaré el orgullo que ciega mis sentidos.

Alejaré las sombras que han aparecido,
los celos feroces son mi peor enemigo.

En todo este caos me quedo contigo
 la verdad  será el mejor camino.

Buscaré la forma de que seas mío,
el amor, la verdad, el inmenso cariño.


3 comentarios:

  1. Ayer no te dije que me alegro de que se solucionara el problema de los comentarios.

    Los celos en torno a los que gira tu precioso poema tienen que ser horribles, yo no puedo hablar de eso porque ni los he sentido ni los he sufrido pero, a tenor de lo que se ve al respecto, te hacen sufrir y se hace sufrir.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Precioso Lara, nunca hay que desistir en el intento, siempre hay que agotar hasta el último aliento, jugar hasta la última carta, sublime amiga, un abrazo (pasadito por agua guapa). jaja.

    ResponderEliminar
  3. Hay celos que son inevitables querida, sobre todo si la confianza es quebradiza y tras eso existe algún motivo.
    Siempre profunda y cargada de emocionalidad.
    Un abrazo preciosa.

    ResponderEliminar