.

.

09 febrero 2013

Con desesperación



Sé que olvidar no es la solución
aunque lo deseo
con todas mis fuerzas,
con desesperación,
pero no quiero
terminar muerta y vacía.
Prefiero que me duela el amor
con todas sus espinas.




2 comentarios:

  1. Se podrían comparar tus letras al pensamiento de que ....mejor morir sabiendo lo que es amar, que morir sin saber lo que es el amor.
    Y aunque duela a veces ese desamor, creo que todo el mundo alguna vez lo ha vivido.
    LAs espinas siempre están ahí, entre las rosas, escondidas y quizás la solución como bién dices es no olvidar, pero cuando no hay salidas que refuerzan....amiga, mejor morir en el intento de haberlo hecho.
    Preciosa entrada, fuerte y contundente. Un abrazo Lara.

    ResponderEliminar
  2. Aún siendo la solución olvidar, es algo ajeno a nuestra voluntad lo que nos lleva rememorar ese tiempo en el que fuimos felices. Es como haber tenido las manos tan llenas que ni siquiera hubiésemos podido cerrarlas, para después empuñar solo el vacío. No, no duele el amor, duele su falta...
    Cada experiencia buena o mala nos ayuda a crecer, olvidar es cuanto menos desperdiciar parte del tiempo, de un tiempo encargado de hacer posible quien hoy somos. Un abrazo.

    ResponderEliminar