.

.

09 noviembre 2012



No estamos preparados
ni para lo bueno , ni para lo malo,
por eso estemos tristes o alegres,
siempre acabamos llorando.



4 comentarios:

  1. Exacto amiga, y siempre comparo la vida con las estaciones de trenes, allí, siempre se llora, o bien de alegría por recibir a alguien, o de tristeza por una despedida.
    Por eso nunca estamos preparados, sino que vamos aprendiendo a través de las vivencias que la vida nos va ofreciendo. Precioso Lara, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego Conchi que vamos aprendiendo, sino que sería de nosotros, pero hay sentimientos y emociones en las que no podemos reprimir las lágrimas, pero yo siempre prefiero llorar de felicidad que de tristeza.

      B.E.S.O.S

      Eliminar

  2. Somos un libro por escribir, cada experiencia nos suma, da igual que esta sea placentera o adversa, siempre nos va a hacer crecer y ayudarnos a conocer nuestras capacidades o limitaciones. Es bueno llorar tanto de alegría como también de dolor o tristeza, porque llorar es una forma de demostrar y exteriorizar nuestras emociones, y estas se adaptan a las circunstancias que nos tocan vivir. Nadie nos dijo que estar vivo fuese pisar el paraíso, aunque si me dan a elegir, prefiero sentir sea lo que sea que no tener conciencia de nada... Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa coincido contigo, siempre es mejor sentir que vivir insensible y anestesiada sin duda, pero si lo hacemos de alegría siempre será indicativo que la balanza se inclina por emociones positivas.

      ♥❥♥❥ ƸӜƷ •°*”˜BESOS˜”*°•.ƸӜƷ ♥❥♥❥

      Eliminar