.

.

17 noviembre 2012




 
 
 
Después de la tormenta
la sorda tempestad
inunda mi alma.
 
  Las nubes pesan,
  el dolor no aguanta,
 se desbordan las lágrimas,
que  el mar  abrazan.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario