.

.

13 agosto 2012




Aunque parezca fuerte
como roca en la tormenta,
aunque luche con uñas y dientes,
y  me defienda como una fiera.

No te fíes de las simples apariencias
que detrás de esta barrera,
de esta máscara que oculta
mis torpezas, mis miedos y miserias.

Detrás de todo
hay una cabeza que piensa
que llora, se duele y se lamenta,
y nada puede hacer para ser de otra manera.

4 comentarios:

  1. Hola Lara, remvomiendo en la lista de blogs que sigo, he vuelto a llegar hasta aquí. Corrígeme, pero antes no tenías la opción de los comentarios ¿verdad? De cualquier modo, ahora que puedo dejar mi opinión, aprovecho y lo dejo.

    La apariencia es una cosa y la naturaleza de algo es otra. A veces, podemos disfrazarnos de algo que nos permita superar una situación en concreto, luego volvemos a ser lo que somos, cuando nos quedamos solos. Y sin embargo, sabemos que no se puede actuar por siempre.

    Más que no puede hacer nada para ser de otra manera, las mentes, las almas, que sienten dolor, pena, alegría, emoción... pero hay épocas en las que somos más vulnerables, necesitamos de más afecto o nuestra fuerza mengua. Si necesitamos de estos atributos en el día a día, cuando entramos en un periodo de flaqueo de fuerzas, es cuando nuestra apariencia, que quiere mostrarse fuerte, para intentar seguir en el camino de la vida, se hace una máscara débil.

    Pienso, pero esto es muy personal, que agradecer la llegada de un día nuevo y poder ser participes de él, es motivo suficiente para que el llanto, el dolor y el lamento, no formen parte de nuestras vidas.

    Este poema me ha gustado porque es claro como el agua. Y cuenta una historia que es reflejo fiel de la vida de una persona en algún momento de ella (de su vida). Todos tenemos torpezas, miedos, miserias, pero esas cosas pueden formar parte el encanto personal de cada uno de nosotros.

    Un saludo Lara y enhoabuena por tus versos. Que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  2. Hola Juanjo gracias por llegar hasta aquí, antes también tenía activada la opción de comentar aunque estaba muy complicado por algún problema que no conseguí encontrar, ahora al cambiar de diseño se ha solucionado todo.

    Tienes razón refleja la historia de cualquier persona gracias por tu punto de vista y tu explicacion.

    ResponderEliminar
  3. Una cabeza que piensa y un alma que siente... detrás de cada armadura vive la vulnerabilidad de un sentimiento... Precioso.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  4. Rosa pienso que cuando más se proyecta la imagen de insensible o de fuerte, es cuando más vulnerables e inseguros somos. Vamos que las apariencias engañan y nunca mejor dicho.

    ❤♥¸.•**•.¸♥ BESOS ❤♥¸.•**•.¸♥

    ResponderEliminar