.

.

12 enero 2012



Mi amor sabe esperar paciente tu llegada,
 aunque hoy no estas conmigo cuando amanece,
y la luz invade tímidamente esta casa
despejando los  miedos nocturnos,
 la soledad que la amenaza.

Presiento que muy pronto
estas manos vacías,
recorrerán tu cuerpo impacientes
se perderán por caminos prohibidos
hasta saciar tanta pasión atormentada.

4 comentarios:

  1. Prometedor poema Lara donde al final de la impaciencia se encuentra el sueño deseado, preciosas letras; decirte, amiga, que estaré 15 o 20 dias sin internet por cambio de compañía, ya sabes, dar de baja a una, de alta a otra, la nueva instalación,, nada, que el tiempo pasa volando y nuevamente en un pequeñolapsus de tiempo, estaré nuevamente deleitándome con tus entradas, un abrazo cercano.

    ResponderEliminar
  2. Pues claro que sí, ¿cómo no se va a hacer realidad esa presunción si la has puesto tan maravillosamente escrita en ese poema?.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigas por vuestra visita, tengo problema con los comentarios, no me explico cómo habeís conseguido dejarlos.

    Conchi por aquí seguiremos esperándote.

    ♥❥ ƸӜƷ •°*”˜BESOS˜”*°•.ƸӜƷ ♥❥

    ResponderEliminar
  4. Es precioso... Todas las esperanzas se vuelcan en ese momento en que las distacias desaparezcan.

    Un abrazo reina.

    PD. cierto es, que trabajito cuesta miarma dejar comentario.

    ResponderEliminar