.

.

06 septiembre 2010




No se por qué soy tan aficionada
 a clomplicar las cosas,
cierta tendencia a enredar,
 a darle vueltas a la cabeza,
 la imaginación que no para,
suposición que viene y conclusión que va
cuando pensándolo bien, todo es bastante  simple,
cualquiera lo advierte
no es necesario mirar con lupa
yo no puedo ignorar lo evidente,
ni aceptar lo que mi razón me grita,
pero claro, tengo a quién todo lo incordia,
a quién sin tener ninguna razón la busca,
 busca un indicio, una suposición minúscula,
un pequeño rayo de luz, y se aferra a ese indicio, 
a esa suposición a ese rayo de luz, 
  lo aumenta todo como una poderosa lupa,
y lo cree tan real que es imposible convencerle,
solo sabe responder:

"Que el corazón tiene razones,
que la razón no entiende"

* * *

3 comentarios:

  1. Por eso dice una frase sugue siempre a tu corazón y a tus sueños y llegarás muy lejos.Muuuaaaa

    ResponderEliminar
  2. Lo ideal seria escuchar a la razón y dejar actuar al corazón, aunque seguramente seria un contradicción continua, a veces hay que jugárselo a cara o cruz aunque generalmente gana el corazón.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Es tan complicado como emocionante...supongo que es la salsa de la vida, la duda, la incertidumbre, la certeza, muchos ingredientes que manejar para lograr un mínimo de felicidad.

    ResponderEliminar