.

.

23 junio 2011


Vivir con la angustia
de no saber nada,
el tiempo no cura
ni cierra las llagas.

Sentir que el amor
nunca se acaba,
no se olvidan de ti
mi piel, mis entrañas.

Luchan sin tregua
mis débiles esperanzas,
contra el marchito recuerdo
que late en mi cama.

Abrazan la noche 
las estrellas saladas
 y no se olvida de ti
este amor que no acaba.



5 comentarios:

  1. Un día te voy a leer eso de "La mancha de la mora otra verde la quita", verás como sí, y tus poemas seguirán siendo tan bellos o más.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tranquila María, no te preocupes te cuento que mi imaginación es mucha, pero mi realidad es otra...BESOS

    ResponderEliminar
  3. Preciosas letras amiga, el amor que siempre está dentro nunca se acaba, no muere, permanece inherente en la persona que ama con la intensidad de la locura.
    Intensísimas letras que demuestran el sentir oculto de tu alma fugaz, porque la esperanza puede alcanzar distinto grado, mayor o menor intensidad, pero siempre se tiene aunque algunos la nieguen.
    Te mando un abrazo muy veraniego.

    ResponderEliminar
  4. Cochi gracias por estas palabras, veo que conoces muy bien todos los síntomas y emociones que proporciona el amor...BESOS

    ResponderEliminar
  5. He tenido que volver a leer y releer éste bellísimo poema que me ha calado muy a dentro sabes, creo que todos alguna vez, sentímos ésta sensación de soledad en las venas, de amar con toda la intensidad, ver que más tarde todo se acaba, y sentir como la huella permanece en el interior presa, con el dolor de las heridas. Leer letras como éstas, hacen mella en la melancolía y la nostalgia del paso del tiempo, besos otra vez amiga.

    ResponderEliminar