.

.

26 octubre 2011







 
El amor es una fuerza salvaje.
Cuando intentamos controlarlo, nos destruye.
Cuando intentamos aprisionarlo, nos esclaviza.
Cuando intentamos entenderlo,
nos deja perdidos y confusos.

- Paulo Coelho -


21 octubre 2011


Quisiera traspasar puertas,
paredes y muros
ser  sombra invisible,
etérea,
 fugaz murmullo.



Deslizarme entre tus sábanas
acariciar tu calor desnudo
 y con un abrazo invisible
consolar,  
 tu corazón atormentado y mudo.

19 octubre 2011




En mis labios toda la humedad
de los besos que tu boca callaron,
en mis manos todas las caricias
que tu cuerpo dibujaron.

17 octubre 2011



Es bueno, amor, sentirte cerca de mí en la noche,
invisible en tu sueño, seriamente nocturna,
mientras yo desenredo mis preocupaciones
como si fueran redes confundidas.
Ausente, por los sueños tu corazón navega,
pero tu cuerpo así abandonado respira
buscándome sin verme, completando mi sueño
como una planta que se duplica en la sombra.
Erguida, serás otra que vivirá mañana,
pero de las fronteras perdidas en la noche,
de este ser y no ser en que nos encontramos
algo queda acercándonos en la luz de la vida
como si el sello de la sombra señalara
con fuego sus secretas criaturas.

-Pablo Nuruda-

14 octubre 2011



 
Una fuerza transcendente
que te hechiza y te envuelve.

Promesas imposibles,
mentiras piadosas.

Susurros que acarician
y la voluntad te roban.


13 octubre 2011



 
 " A menudo encontramos nuestro destino
 por los caminos que tomamos para evitarlo. "
 - Jean de la Fontaine -

 

12 octubre 2011




No puedo hacer nada más
que quererte por dentro,
renunciar a tu amor
y llorar en silencio.

No puedo hacer nada más
que enterrar los recuerdos,
tragarme el dolor
y quemar mis sueños.


11 octubre 2011



 Nunca
la generosidad del amor
consiguió la FELICIDAD
sin ser correspondido.


10 octubre 2011





Ahora sólo me queda la resignación
de lo que no se puede cambiar,
de lo que no está al alcance de mis manos,
esa conformidad ingenua que espera un milagro.

08 octubre 2011






LAS PIEDRAS
Oigo caer las piedras que arrojamos,
transparentes como cristal a través de los años. En el valle
vuela la confusión de los actos
del instante, vociferantes, de copa
en copa de los árboles, se callan
en un aire más tenue que el presente, se deslizan
como golondrinas desde una cima
a otra de las montañas, hasta
alcanzar las mesetas ulteriores,
junto a las fronteras del ser. Allí caen
todas nuestras acciones
claras como el cristal
no hacia otro fondo
que el de nosotros mismos.


 Premio Nobel de Literatura 2011